Golpes en la cabeza de niños y niñas: ¿Cuándo debemos preocuparnos?

  1. Los golpes en la cabeza
  2. Causas más comunes de los golpes en la cabeza
  3. ¿Cómo prevenir los golpes en la cabeza?
  4. ¿Cómo identificar lesiones graves en la cabeza?
  5. Lesiones leves y cómo atenderlas en casa
  6. Conclusiones

Los golpes en la cabeza

Niño sufre un golpe en la cabeza a causa de una caida.
Los golpes en la cabeza son muy comunes en las y los niños.

Las caídas y los golpes en la cabeza son uno de los accidentes más comunes en las y los niños. Muchas de las actividades que realizan pueden ocasionar caídas frecuentes y contusiones en diferentes partes del cuerpo, sin embargo, las lesiones en la cabeza son las que más nos preocupan.

A pesar de que en la mayoría de los casos los golpes son leves, existen casos de mayor gravedad que exigen observación y atención médica. Por ello te damos las herramientas y claves para diferenciar entre lesiones leves y lesiones graves y así disminuir los riesgos y sus consecuencias.

Además de estar atentos a los golpes y caídas, recuerda que es muy importante prevenir, por ello te damos una serie de recomendaciones de primeros auxilios que puedes aplicar para disminuir el riesgo en este tipo de accidentes.

Causas más comunes de los golpes en la cabeza

Al jugar existe el riesgo de sufrir caídas y golpes. Pero es una actividad necesaria para el desarrollo de las y los niños.
Las caídas y golpes en la cabeza son comunes en las y los niños.

Cuando los niños corren, saltan, juegan o incluso practicar deportes corren el riesgo de sufrir caídas y golpes en la cabeza, además, la inmadurez física de las y los más pequeños aumenta el riesgo de estas lesiones, sin embargo el juego y enfrentarse a los accidentes son parte importante en del desarrollo y el aprendizaje de tus hijas o hijos.

Los bebés son aún más vulnerables y susceptibles a este tipo de percances ya que el dominio de su cuerpo y sus reflejos apenas comienza a desarrollarse. Algunas de las causas más comunes suelen ser las siguientes:

  • Deslizarse durante el baño
  • Caerse hacia atrás al momento de estar sentados
  • Caerse de la cama o de alguna superficie alta
  • Tropezarse con desniveles u objetos en el piso
  • Al chocar con objetos cuando comienzan a caminar

Las causas de este tipo de los golpes en la cabeza son muy comunes y una de las mejores alternativas es prevenirlas. A continuación te damos recomendaciones para ello.

¿Cómo prevenir los golpes en la cabeza?

La prevención es importante para la prevención de golpes en la cabeza.
Prevenir los riesgos de sufrir un accidentes ayudará a evitar golpes graves en la cabeza.

Recuerda que las y los más pequeños en casa se encuentran en un proceso de maduración de sus habilidades físicas y motrices, por ello, lo más importante que puedes hacer es acondicionar sus espacios para reducir el riesgo de lesiones.

Aquí te compartimos un listado de recomendaciones para prevenir los golpes en la cabeza:

  • Asegura las escaleras con puertas o barreras para bebés.
  • Evita tener objetos colgantes o con bordes filosos.
  • No coloques a niñas y niños en superficies altas.
  • Retira objetos peligrosos del piso.
  • Mantén secas las superficies resbalosas del piso.
  • Usa alfombras antideslizantes en el piso del baño.
  • No uses andaderas para bebés.

Si tu hijo practica deportes procura que use equipos de protección adecuados, como cascos, rodilleras o coderas para disminuir el riesgo de lesiones. También te recomendamos tomar cursos de primeros auxilios para aprender a actuar cuando sea necesario.

¿Cómo identificar lesiones graves en la cabeza?

Niño recibiendo curaciones de primeros auxilios por un golpe en la cabeza.
Niño herido recibe curaciones por un golpe en la cabeza.

Existen síntomas que nos indican la gravedad de un golpe en la cabeza y la rapidez con la que debemos intervenir y aplicar los primeros auxilios. Si existe sospecha de una lesión grave conviene no mover a la niña o niño, pues esto podría agravar el daño.

Si tus hijas o hijos se golpean la cabeza y presenta los siguientes síntomas deberás de solicitar asistencia médica de inmediato:

  • Sangrado constante.
  • Abolladura o una protuberancia en el cráneo.
  • Sangrado constante pese a 10 minutos de presión en la herida
  • Llanto que no cede al consuelo
  • Más de 3 vómitos, sobre todo si son en proyectil
  • Somnolencia inusual y/o dificultad para permanecer alerta.
  • Pérdida de conciencia o no responder a la voz/contacto.
  • Sangre o fluido por la nariz u oídos.
  • Convulsiones o movimientos anormales.

Lesiones leves y cómo atenderlas en casa

Existen golpes en la cabeza que se pueden tratar en casa.
Niño recibiendo curaciones en casa por un golpe leve en la cabeza.

Si no hay datos de alarma, puedes realizar los siguientes cuidados en casa hasta que puedas obtener asistencia médica:

  • Coloca hielo en el golpe o inflamación (solo lo que tolere tu hija o hijo).
  • Limpia y coloca un vendaje ligero en cortaduras o raspones menores.
  • Revisa constantemente la dilatación de las pupilas de tu bebé.
  • Explícale a tu peque lo que sucedió y dale calma y seguridad
  • Coloca hielo envuelto en un trapo en el lugar del golpe o inflamación (solo lo que tolere tu hija o hijo).
  • Si tiene una herida sangrante, haz presión con un trapo limpio durante 10 minutos continuos.
  • Mantente alerta de la aparición de señales de alarma
  • Si estás preocupada o preocupado llama a tu pediatra.

Conclusiones

Un niño juega haciendo equilibrio sobre un tronco. El juego puede aumentar los riesgos de golpes en la cabeza, pero es fundamental para el desarrollo y aprendizaje de los niños.
La prevención es fundamental para evitar golpes graves en la cabeza.

Recuerda que las caídas y golpes son muy comunes en niñas y niños, son parte de su aprendizaje y desarrollo motriz, pero también existen muchas medidas para prevenirlos y así evitar o disminuir la gravedad de sus lesiones.

Cuando te encuentras ante algún accidente que no pudiste prevenir, es recomendable el mantenernos atentos y preparados, por ello aprender primeros auxilios es una herramienta fundamental para cuidar la seguridad y el bienestar de nuestra familia.

Padres aprendiente primeros auxilios.
Padres asistiendo a cursos de primeros auxilios.